%user_javascript%
Feb 2006

Para mi cumpleaños proximamente


monaxia_lonlines_solitudine

En el camino del dolor en el puente de los suspiros me hizo mi madre.
Una tarde de otoño tu frío corazón, vida vieron mis ojos.

Con sonajeros de plástico bellos y de colores me cantaron una nana.
Y esos mismos ojos pequeños vieron lo bueno del mundo y estuvieron de acuerdo.

Fueron mi leche amarga y mi agua salobre las que me hicieron crecer.
Y frente a mi cuna, mi destino criminal se enorgulleció de mí.

Era mi llanto confuso como si quisiera decir algo, pero nadie me prestó atención.
Una respiración triste por esa puta vida que me cargaron.

Así comencé pues, así comencé. No me preguntaro, vida, pero me acostumbré a tí.
Como un águila herido en tierra, busco la fuerza para levantarme de nuevo.

Sobre barro y clavos en el fuego de este mundo injusto dí mis primeros pasos.
Equilibrio firme para alcanzar la vida, y sin embargo resbalé.

Sólo la "ach" y la "och" en mis tiempos de escolar deletreé e por eso el "ach" y el "por qué"...
Allí donde me encuentro me persiguen y así cumplí los treinta.

Así pasaba el tiempo y yo por mi camino cabizbajo soñaba.
Resultó que soy uno de esos que nadan en la espuma y la nieve derretida.

Corre la sangre del alma, como gotas de lluvia pero, ¿a quién le importa?
Y esa herida invisible que sangra dentro de mí ¿quién la compartirá?

Así comencé pues, así comencé, me mostraron muchas cosas y a muchas me enfrenté.
Dios mío, ojalá supiera qué día he de morir para hacer de mi muerte un cumpleaños como mi.