Para Lucas


Caminos que conducen a nada,
Caminos que llevan la vida.
Somos una simiente en blanco,
Con derecho a un destino y a un lugar.

Seguimos huellas compartidas
Albergamos miedos antiguos y ratos pisados.
Hay mirada que nos siguen,
Amores que nos dan calma.

Pensando en miradas especiales,
Encontré a un niño en tu cama
Hoy me miras y veo tu infancia
Tu abuelo, tu nido, y tus almohadas.

Inocencias vestidas de blanco.
Un amanecer de virtudes,
Un anillo de seda,
Unas lágrimas de amor.

Hay hojas en el viento
Hay vida por encontrar
Hay manos, y entre tanto ruido
Hay ojos para soñar
Hay manos por extender
Hay quienes a pesar del miedo
Allí estarán.

Ángeles siguen un camino
Veo una luz seguida de amanecer
Nada que temer
Fuerzas que persiguen un bienestar mayor
Dejar al alma la intensidad
Dejar al viento su albor
Dejar a la palabra escapar
Dejare al calor zurrar
Dejar al paisaje dominar y al amor seguir.
Deja a tu alma avanzar y a tus miedos desvanecer...